Instituto de Cooperación Internacional y Desarrollo Municipal
Instituto de Cooperación Internacional y Desarrollo Municipal
21.11.2018
INCIDEM COOPERACION DESCENTRALIZADA
Ningún comentario
Existen diversas interpretaciones sobre los avances e incumplimientos en la implementación del Acuerdo Final (AF) firmado entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional. Posturas institucionalistas afirman que el balance es positivo. Destacan como logros trascendentales la dejación de las armas (8.994 armas entregadas), la constitución del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), la disminución de la violencia, las transformaciones constitucionales y normativas, y la nueva institucionalidad del posconflicto. Por su parte, la nueva fuerza política FARC, ha manifestado su preocupación por el elevado nivel de incumplimiento del Gobierno Nacional en la implementación de los acuerdos, en especial en los temas referidos a la reincorporación de los y las excombatientes. Esta situación, ha sido advertida por diversos actores. Al respecto, resultan ilustrativas las posturas de la comunidad internacional sobre el avance del proceso. El Secretario General adjunto de las Naciones Unidas para asuntos políticos, Jeffrey Feltman, manifestó su preocupación por la falta de una estrategia general de reintegración acompañada de planes y recursos concretos que permitan su éxito. También, alertó sobre los problemas de seguridad en las zonas y las incertidumbres lagales[1]. Así las cosas, pese a la insistencia del Gobierno Nacional en mostrar el alto nivel de cumplimiento, el balance resulta desalentador. En efecto, un análisis del fast track[2] permite identificar entre otros los siguientes asuntos: Desarrollos normativos: Se destacan dos asuntos. Por una parte, no se emitieron todas las leyes y reformas constitucionales necesarias para una adecuada implementación del AF. Por la otra, algunos de los desarrollos normativos emitidos desconocieron lo acordado. El caso de la ley estaturia de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a través de la cual se limitó el reconocimiento de responsabilidad de terceros en el desarrollo del conflicto armado es de los asuntos más problemáticos a destacar. Así las cosas, aunque se aprobó un paquete normativo importante, es a todas luces insuficiente, para garantizar una efectiva implementación de lo acordado.  Garantías y seguridad para reincorporación: Se advierte un incumplimiento del gobierno para garantizar una reincorporación efectiva e integral de los y las excombatientes.  Financiación: El gobierno nacional estableció una temporalidad de financiación de 15 años, contraviniendo los 10 años pactados. Esto resulta problemático porque reduce los recursos que anualmente se destinarían a la implementación de lo acordado. Aunado a lo anterior, estableció una suma total de 129,5 billones de pesos (colombianos), lo que representa una inversión anual de poco menos del 1% del PIB. Esta cifra resulta irrisoria según las cifras proyectadas por diversas entidades públicas y privadas.  Incluso esta cifra irrisoria a partir de lo aprobado en el presupuesto y las bases del PND no resulta claro si logrará garantizarse.  Verdad sobre el desarrollo del conflicto: Uno de los asuntos más dramáticos es la posibilidad histórica que como sociedad se perdió con la tergiversación que hizo el Congreso de la República de los propósitos de la JEP. En la ley que reglamenta esta justicia especial se eliminó la obligación de que terceros responsables en la dinamización del conflicto tuvieran que responder. Así las cosas, terminó perfilándose una justicia para juzgar a los ex combatientes pero no para indagar por otros responsables, especialmente sectores privados que financiaron y auspiciaron la constitución de grupos paramilitares. Este escenario resulta problemático para la construcción de una paz estable y duradera. De manera específica, dificulta la generación de unas condiciones de resolución de lógicas de conflictividad que se viven en los centros urbanos. Es importante recordar que el conflicto armado aunque tuvo su desarrollo de manera más directa en los espacios rurales transformó los centros urbanos, no solo, por la llegada dramática de millones de pobladores, sino también, por las dinámicas de securitización que se generaron. Pese a este panorama, la Construcción de una Paz estable y duradera, sigue siendo un escenario en disputa para la sociedad colombiana, especialmente para el movimiento social y popular. Los sin sabores de lo corrido de la implementación, no pueden conducir a abandonar la lucha por la implementación de los acuerdos.  Carolina Jiménez Martín [1] [1] Docente Universidad Nacional de Colombia. Investigadora del Grupo Theseus. Directora del Departamento de Ciencia Política. [1]https://colombia.unmissions.org/palabras-de-apertura-la-rueda-de-prensa-del-secretario-general-adjunto-de-las-naciones-unidas-para [2] Mecanismo establecido en el AF y creado a través del AL 01 de 2016 para agilizar el tramite legislativo sobre leyes referidas a la implementación del AF.
09.05.2018
INCIDEM COOPERACION DESCENTRALIZADA
Ningún comentario
LOS GOBIERNOS SUBNACIONALES SE PRONUNCIAN FRENTE AL HAMBRE EN EL MUNDO  CUMBRE MUNDIAL DE REGIONES SOBRE SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA Jimena Ñáñez Ortiz El pasado 27 y 28 de abril se celebró en la Ciudad de Cuenca (Ecuador) la III Cumbre Mundial de Regiones sobre Seguridad y Soberanía Alimentaria. En el encuentro estuvieron representadas ciudades, regiones y países de diferentes continentes para debatir sobre el papel y la responsabilidad de los actores subnacionales en materia de pobreza, desigualdad y cambio climático como factores determinantes para asegurar la soberanía alimentaria de las comunidades rurales y urbanas. Si la II Cumbre tuvo como objetivo de “identificar los desafíos de la seguridad alimentaria en un mundo cambiante, desde los aspectos sociales, económicos y ambientales”, la III Cumbre centró el foco de atención sobre la necesidad de erradicar el hambre y la pobreza en el mundo como uno de los principales desafíos de la humanidad en los próximos años. En este sentido, el encuentro se denominó “Hambre Cero”, en concordancia con el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible “poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, la mejora de la nutrición y, promover la agricultura sostenible”. Teniendo en cuenta que existe la disponibilidad de alimentos a nivel mundial para cubrir las necesidades de los cerca de 795​ millones de personas en el mundo que no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa, según los datos del Programa Mundial de Alimentos. Mesa Seguridad y Soberanía Alimentaria El debate sobre seguridad y soberanía alimentaria se enmarcó en una reflexión mucho más amplia en donde se puso de manifiesto las interacciones entre la escala global y la escala local, entendida como una relación dialéctica y compleja, que se sustenta en las dinámicas actuales de la acumulación de capital. Al respecto, es de resaltar la intervención de la Vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, que puso el acento en las relaciones asimétricas de poder del actual modelo de desarrollo sustentado en unas nuevas relaciones de dependencia entre los sistemas periféricos y los sistemas de centro, relacionado principalmente con la especialización de los primeros en la producción de commodities. Este análisis estuvo acompañado de la correlación entre el concepto de seguridad alimentaria asociado al concepto de seguridad nacional. En este sentido, la Vicepresidenta, aludió a la perspectiva no realista de la seguridad nacional entendida en sus propias palabras como “una acción o secuencia de sucesos que implican en un lapso relativamente breve una degradación de la calidad de vida de los habitantes de un Estado”. En esta línea, el discurso emitido por la representante del gobierno de Ecuador toma distancia de la perspectiva dominante de la seguridad alimentaria relacionada solamente con la disponibilidad de alimentos para centrarse en el bienestar de la población, asimismo retoma la importancia de la ética de la política en la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Evento de Clausura - Lectura y Aprobación de la "Carta de Cuenca: Hambre Cero" Es de destacar el énfasis que realizaron los diferentes representantes de Ecuador, tanto de instituciones políticas como de las organizaciones de la sociedad civil, sobre la importancia del reconocimiento de la soberanía alimentaria como una obligación del Estado y como un objetivo estratégico de los planes de gobierno que permita garantizar la autosuficiencia de los alimentos sanos, acordes con los usos culturales y costumbres. A través de la implementación y la consolidación de una economía popular, social y solidaria con énfasis en la producción agropecuaria, con un enfoque diferencial de género. Para terminar, de la declaración final denominada la “Carta de Cuenca”, considero relevante destacar los siguientes elementos que ponen sobre la mesa algunos de los principales debates sobre el problema del hambre y la soberanía alimentaria: El cuestionamiento a los actuales modelos de producción, transformación y consumo en la erradicación del hambre, la pobreza y la desigualdad. El imperativo a los gobiernos subnacionales para la adopción de políticas con enfoque diferencial de género, que tengan en cuenta las diferencias étnicas, campesinas y rurales, así como la autonomía económica de las mujeres, el acceso a la tierras y a los mínimos vitales. El impulso a sistemas agroalimentarios sostenibles, desde prácticas agroecológicas, que respeten la naturaleza, la diversidad de ecosistemas a través del estímulo a las/los jóvenes como actores esenciales de una nueva ruralidad. Enfatizar sobre la importancia de lo local en la implementación de políticas y soluciones frente a la problemática de inseguridad alimentaria, la malnutrición y la pobreza, que aporten a la formación de un conocimiento global desde lo territorial. En particular, la importancia de repensar las conexiones entre los espacios urbanos y rurales, de los asentamientos humanos y la naturaleza.
16.03.2018
INCIDEM COOPERACION DESCENTRALIZADA
Ningún comentario
El pasado 11 de marzo se llevó a cabo la primera Conferencia del Ciclo "Agenda 2030: del Discurso a la Política" en el Auditorio Caja de Música del Palacio de Cibeles en Madrid. Esta primera conferencia fue el puntapié inicial para un ciclo que tiene como objetivo generar un debate critico sobre las potencialidades de la Agenda 2030. Esta Agenda se aprobó en septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, luego de un proceso que comenzó en 2012 durante la conferencia Río+20 en la cual se aprobó una resolución bajo el nombre de "El futuro que queremos" con la cual se dio inicio a un proceso intergubernamental para definir los nuevos Objetivos globales de desarrollo, que llegarían para relevar a los 8 objetivos de Desarrollo del Milenio. El resultado final de este proceso fue la aprobacion de la nueva agenda, conformada por una serie de propositos y principios y por 17 objetivos de Desarrollo Ssotenible, cada uno de ellos acompañado por una serie de metas que suman 169. Estos objetivos son una representación de las mayores problematicas que enfrenta la humanidad para lograr un mundo mas equitativo y sostenible.  Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible En este contexto es que surge la iniciativa desde la Universidad Complutense de Madrid, la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), el Institudo de Cooperación Internacional y Desarrollo Municipal (INCIDEM), el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación de Investigación y Especialización sobre temas Iberoamericanos (AIETI) y la plataforma Encuentros de la Universidad Complutense, que partiendo de la necesidad de hacer una reflexion critica de los avances de la agenda y de las relaciones y asimetrias de poder que han estado incidiendo en esta hoja de ruta, proponen esta iniciativa diferente, un ciclo de conferencias que tendrá lugar hasta julio de 2019 y que irá abordando diferentes temáticas relacionadas a los retos globales, contando con grandes voces de la academia, organizaciones sociales y administraciones publicas tanto del ambito nacional español como internacional. La primera conferencia contó con la participación de Saskia Sassen, socióloga neerlandesa Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2013 y profesora en la Universidad de Columbia, es una de las mayores expertas del mundo en analizar cómo ha afectado la globalización a la composición y a la planificación urbana, cómo lo local se interconecta con lo global y cómo el modelo de desarrollo ha generado un mundo desigual, que expulsa a millones de personas. Saskia Sassen durante la conferencia  Preguntada sobre la Agenda 2030, Saskia Sassen afirmó que “la agenda 2030 es un proyecto muy interesante”. “Sin embargo, según la profesora de la Universidad de Columbia, “la utilidad de ese proyecto no reside necesariamente en lograr los objetivos, sino en marcar el enorme desafío que representa reorganizarnos un poco a nivel planetario”. “En este sentido”, subrayó Sassen, “soy un poco pesimista. No me espero que se vayan a implementar todas esas cosas. Tampoco me espero que se vayan a lanzar todos los posibles proyectos, pero por lo menos es una invitación a considerar, a pensar, a reconocer, que tenemos unos problemas enormes, unos grandes desafíos. Así que como documento es muy importante como utensilio para manejar la transformación”. Instituciones Organizadoras Más información sobre este acto y sobre el ciclo completo en: #Encuentros2030 / @encuentros2030 / www.encuentros2030.org  comunicacion@encuentros2030.org  
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Instituto de Cooperación Internacional y Desarrollo Municipal - Calle Orense 9, 3º B. 28020, Madrid